16 junio, 2024

16 junio, 2024

Concentración en repulsa por los atentados de París

Destacamos

Con la participación de representantes de todos los grupos políticos de la Corporación municipal, esta mañana ha tenido lugar una concentración en los jardines municipales en señal de repulsa por los salvajes atentados que en la noche del viernes costaron la vida a más de cien personas en París. La lectura del manifiesto ha corrido a cargo del teniente de alcalde, Helenio Lucas Fernández, por encontrarse el alcalde fuera de la ciudad. Con posterioridad, se ha guardado un minuto de silencio en solidaridad con las víctimas.

 Texto íntegro del Manifiesto:
 Estimados vecinos vecinos:
 Nuevamente Europa, el mundo y la humanidad han sufrido la barbarie terrorista.
Desde el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, con toda urgencia, hemos querido concentrarnos aquí para mostrar nuestra solidaridad, nuestro cariño y el mayor de los rechazos contra una incomprensible forma de actuar que deploramos juntos.
La Línea de la Concepción se ve hoy en París, como casi todos los pueblos que han sufrido el látigo terrorista.
Repudiamos este sin sentido de bombas, asesinatos y muertes. Mostramos nuestro cariño hacia el pueblo francés y nos reafirmamos en los valores humanistas de la libertad, la tolerancia y el respeto mutuo.
Todavía sin salir de la congoja de esta tremenda pesadilla que anoche se cobró en París las vidas de más de 100 personas y afectando también a varios centenares de heridos, el Excelentísimo Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, como representantes legítimos de nuestros ciudadanos, quiere hacer un pronunciamiento institucional ante estos hechos terroristas que a todos nos ha dejado el corazón helado.
El terrorismo, venga de quien venga, se ha convertido en una lacra de intransigentes extremistas que quieren conseguir objetivos por la fuerza del miedo, de las bombas y del terror, sin respetar los más mínimos de los derechos fundamentales del ser humano, como es el respeto a la vida, a la convivencia y a los cauces democráticos legalmente establecidos por el Estado de Derecho.
La Línea de la Concepción se siente española, andaluza, gaditana y hoy parisina. Hacemos nuestro el dolor por tanta muerte y tanto destrozo. Nuestro abrazo solidario alcanza a la capital del Estado Galo para llorar juntos, porque no cabe otro consuelo.
Pero dicho esto, el dolor de hoy se tiene que convertir mañana en un deseo de justicia al amparo de la legalidad vigente, pero reconociendo que lo ocurrido es un punto de inflexión que marcará un antes y un después en Europa. 
El 11-M de Madrid es aún recordado entre los españoles con tristeza. Hay que trabajar desde todos los puntos posibles para que se inicie el fin del miedo. Nuestra sociedad no puede albergar espacio para tanta alimaña.
Lo que entendíamos que nunca más se debía producir ha ocurrido, lamentablemente. Hasta ahora prácticamente los atentados terroristas no habían conseguido desanimar y paralizar. Y esto ha sucedido otra vez. Por tanto, ahora debemos redoblar esfuerzos entre todos para acabar con estos inútiles atentados contra la vida humana y terminar para siempre con los que no respetan el más mínimo derecho del ser humano.
Que nadie piense que París está lejos. París hoy está más cerca que nunca y es el epicentro de la tristeza y el sinsentido.
Todos nos sentimos heridos. Las campanas están redoblando por todos nosotros. Todos hemos sido víctimas de alguna manera en el atentado de anoche. Estoy seguro que la sociedad europea derrotará a estos criminales.
En nuestras retinas quedarán para siempre las imágenes que se sucedieron ayer, pero también la tremenda solidaridad que nuevamente nos ha unido a todos. Cada ciudad, cada rincón de nuestra Unión Europea se tiene que volcar en decir un “Basta Ya”.
Cada acto terrorista, con independencia de los inefables fines que sus autores persigan y del alcance de los mismos, nos sirven a todos para someternos a la prueba del desafío continuo. Ante tanto dolor… entereza; ante tanta provocación… serenidad. Pero con el objetivo fijado en acabar de una vez con los que quieren tener a Europa en jaque continuo, algo que no podemos permitir.
Que no haya duda ni fisura: El terrorismo nunca conseguirá sus execrables objetivos. No conseguirá doblegar nuestra absoluta apuesta por la democracia y la Constitución, ni nuestra confianza en el futuro de España.
Mis últimas palabras quiero que sean a modo de abrazo solidario. Para que parisinos, franceses y europeos en definitiva sepan que aquí, en La Línea, por doler también nos duele hasta el aliento de tanto dolor.
Muchísimas gracias a todos.
 Concentracion atentados
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Ir al contenido